Comunicación sana y efectiva con mis hijos/as

Cuando era joven idealizaba sobre la mejor manera de educar en el momento en que yo fuera mamá.  Me imaginaba a mí misma como una mamá siempre paciente, dulce y muy comprensiva.

Cuando este sueño se convirtió en realidad con apenas 21 años , comencé a darme cuenta de lo difícil que es hacer realidad el deseo de ser una estupenda madre en la vida cotidiana con sus dificultades momento a momento.

Entonces comencé a estudiar, investigar, tomar cursos y experimentar nuevas técnicas y posibilidades para lograr mejores métodos para comunicarme con mis hijos.

Y comencé a preguntarme ¿Qué tengo que hacer para lograr tener una comunicación sana y efectiva con mis niños?

El tema de la comunicación parece interminable.

La definición común sobre comunicación es :

Desde su etimología, la palabra comunicación deriva del latín communicare, que significa “compartir algo, poner en común”. Por lo tanto, la comunicación  es un fenómeno inherente a la relación que las personas y los seres vivos mantienen cuando se encuentran en grupo.

Comunicación tiene que ver con un acto de  compartir. Existen diferentes tipos de comunicación: comunicación verbal así como comunicación no verbal. En la comunicación no verbal  se emiten señales de diferente  tipo: sonidos, palabras, gestos, movimientos, signos, señas, palabras.

La comunicación entonces significa que se envía un mensaje de un emisor hacia un receptor. Para que sea eficiente éste tiene que ser recibido. Un asunto importante que quisiera subrayar es que quien comunica es responsable de la efectividad del mensaje.  Y tiene que corroborar con el otro que el mensaje que envió fue recibido como era su intención. Cuando el niño o niña  no  recibe el mensaje deseado,  la responsabilidad de enviarlo nuevamente y de otra manera más efectiva es de quien habla no de quien recibe.

Lo que escucho en los cursos y en sesiones de terapia  es:  “Mi hijo/o  no escucha”,

“ No me hace caso”, “ Parece que le hablo a la pared”.   Pareciera  que la responsabilidad de la efectividad del mensaje enviado es del hijo/a.

Y no es así.

Como dice el viejo dicho: “Si de la forma como lo haces no tienes el resultado que deseas, tienes que hacerlo de forma diferente”

Cuando pensamos en  comunicación sana y efectiva entonces se agrega un componente más: el elemento de la salud.  Y se refiere a la salud emocional.

La comunicación sana atiende y cuida  la parte emocional.  Quiere decir que se encarga de enviar mensajes, de comunicar lo que se requiere a los niños y niñas haciéndose cargo de no lastimar emocionalmente.

Podría creerse que una frase de comunicación es efectiva cuando mamá o papá lograron lo que quieren que el niño/a entiendo o haga.  Pero en muchos casos se lastima su autoestima,  se les genera miedo o culpa.

Sano tiene un concepto de salud. Tiene un significado de relaciones interpersonales, de mensajes no verbales, de lenguaje verbal, de emociones, de intención positiva y constructiva.

El término sano tiene una connotación de Salud y bienestar.  La salud incluye el aspecto físico, mental y emocional. Una comunicación sana es aquella que atiende la parte emocional y mental.  La comunicación sana está directamente relacionada con la Inteligencia Emocional.

La comunicación sana envía mensajes que cuidan la gestión emocional del responsable del discurso (mamá y/o papá)  y cuida que el mensaje evite a toda costa lastimar.  No hay necesidad de lastimar para obtener resultados. 


Carolina Villalobos Horner

Extracto “Comunicación sana y efectiva con mi hijo en 10 pasos”

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *