Mi hijo no duerme en la noche ¿Cómo lo ayudo?

¿Cómo ayudo a mi niño/a a dormir mejor durante la noche?

Estás profundamente dormida después de un largo día y  de repente sientes un pequeño cuerpecito a tu lado en la cama. Te das la vuelta y te encuentras con unos ojitos despiertos que no pueden dormir.

Muchos padres y madres enfrentan constantemente el “danzar de la noche”, yendo una y otra vez de la cama del niño/a a la suya , leyendo cuentos, durmiendo en la cuna junto a él/ella  sin lograr buenos resultados. Al final papá y  mamá  están exhaustos, con poca paciencia y se acabó el buen humor.

Para poder lograr que nuestro niño/a  duerma  por las noches, la primera recomendación es reconocer el origen del problema:

¿Por qué motivo  despierta por las noches mi niño/a?

Las causas más comunes son:

  • Me dá miedo la oscuridad y veo “cosas”
  • extraño a mi mami (papi)
  • tengo miedo de estar solo/a
  • tengo sueños o pesadillas
  • siento celos porque el/la bebé duerme con mamá y papá

La terapia floral  o tratamiento con esencias florales naturales (conocidas comúnmente como Flores de Bach) es una alternativa realmente efectiva.

La Terapia con Flores de Bach es una terapia totalmente natural  y produce resultados muy efectivos: rápidamente y sin efectos secundarios negativos o dañinos.

Dentro del sistema de Esencias Florales naturales existe el sistema Bach o Flores de Bach como son conocidas.  Las esencias florales tienen la función de equilibrar y armonizar las emociones de una manera suave y efectiva.

Si el origen es por miedo, Aspen es una esencia que permite  equilibrar el miedo a la oscuridad. Si tiene miedo de estar solo un remedio floral  podría ser mímulus.

Si la causa es de origen afectivo, es decir,  “porque no quiero estar solo/a, extraño a mi mami, o tengo celos”,  lo mejor es probar con varias esencias florales como  chicory, heather o holly para poder hacer la fórmula de esencias florales adecuada al niño/a.

Otra recomendación que es muy efectiva es comprar una caja de cartón, decorarla con papeles de colores, pegarle  botones,  fomi  y/o pedacitos de tela.  Se  dibuja una ranura con forma de boca con dientes.   Esto será la caja “come pesadillas”.

Una vez que la caja está terminada, se le pide al niño/a  que elabore  un dibujo de sus pesadillas , que  doble su dibujo  y  se lo dé  a “comer” a la caja, quien se las va a “tragar”

Otra  idea es  tener una pared de los sueños.   En un lugar de la casa que no sea  la recámara del pequeño/a ,   se cubre una pared con pintura especial para pintar con plumones de agua o con gises ( las venden en los lugares especializadas en pinturas).

Y toda la familia puede participar decorando la pared con sus sueños.  Esta dinámica es muy linda para fortalecer y convivir en familia además de que permite “liberar” las pesadillas.


Terapeuta  y  Life Coach Carolina Villalobos Horner

DIRECTORA  DE VIVIR MEJOR

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *